Nosotros estamos ya mirando hacia adelante, ¿nos acompañáis?

Usted está aquí

Cambia el año pero las cosas siguen igual: el mismo trabajo, menor sueldo, la falta de ánimo… Tal vez deberíamos cambiar la forma de percibir las cosas. Después de recorrerme la geografía y estar junto a muchos de vosotros, gerentes y trabajadores, en la presentación del nuevo release de Alcatel-Lucent en Barcelona, Madrid, Valencia y Bilbao, quiero contaros mi experiencia. Contaba uno de mis profesores que algunas experiencias, como los buenos vinos, había que dejarlas reposar antes de ponerse a escribir sobre ellas. Creo que ahora es el momento y quiero compartir con vosotros las respuestas que me he encontrado cuando he hecho la siguiente pregunta: ¿Qué tal todo? -Alguno de vosotros me comentó: “no muy bien, trabajo más que antes para  ganar menos…” - Algún otro me trasladó: “con la que está cayendo por todos los lados tengo que aguantarme y no protestar. Hay que pagar la  hipoteca cada mes.” - Sin embargo la mayoría de vosotros me habéis transmitido mensajes positivos como estos: “estamos poniendo en marcha un plan para vender videoconferencia porque creemos que habrá un estallido”. “Tenemos un presupuesto de cartelería digital  para 3 centros que casi seguro que firmemos”. “En datos ya llevamos un año tomándonoslo en serio y nos ha ido bien”. “He cerrado un proyecto de Seguridad de 12.000 €”. “Estoy realizando acciones de marketing con vosotros, por fin tengo mi catálogo de empresa que se lo he enviado a mis clientes”. ”Estoy interesado en hacer una formación de BICS”. “A nivel personal he aprendido mucho durante este año”. “Este trabajo de aburrido no tiene nada”. ”Hemos mejorado algunos procesos de la empresa”. “Tengo un buen equipo a mi lado”. La misma situación de mercado, el mismo sector, similar trabajo y condiciones, una misma realidad. Tres maneras distintas de vivirla: como esclavitud, como resignación, como pasión, aventura y desafío. Dicen los gurús del management que la economía es un estado de ánimo. Desde masscomm tenemos toda la ilusión y ganas de trabajar en equipo con vosotros y triunfar juntos. Os vamos a transmitir entusiasmo y nuevos proyectos o ideas. Recordar siempre que ser feliz o desgraciado en el trabajo no depende de lo que hagamos sino cómo lo afrontemos. Ya no nos vale quejarnos, decir cómo están las cosas y esperar a que suceda algo que nos saque de esta situación. Somos nosotros quienes, dejando de mirar hacia atrás, empezamos a escribir nuestro futuro. La crisis la dejaremos atrás en el momento en que decidamos mirar hacia adelante. En masscomm hace ya tiempo que dejamos de mirar hacia atrás. Durante este año hemos incrementado las acciones de formación, de marketing, de cercanía con vosotros. Hemos creado una red, que nos ayuda a caminar, a crecer, a mejorar, a superarnos, a creer en nosotros mismos y en nuestras posibilidades como grupo. Crisis es oportunidad. La filosofía oriental, lo tiene clarísimo. No en vano el último ideograma de la palabra “crisis”, en chino, es el primero de la palabra “oportunidad”. Vamos a aprovecharnos de esta red de conocimiento que entre todos estamos creando para crecer, para superarnos, para dar valor. Hace unos años leí algo que me sorprendió y lo quiero compartir con vosotros. Los árboles más grandes del mundo, las secuoyas, llegan a medir más de 100 metros. Sus raíces tan sólo se hunden 1 metro en la tierra, pero la naturaleza es tan sabia que se entrelazan las de un árbol con las de todos los demás. En términos empresariales, maximizan el aprovechamiento de un recurso escaso, las raíces, creando redes entre ellas. Esta es nuestra visión de negocio. Si unimos nuestros recursos a los vuestros seremos imbatibles. No habrá viento que pueda tumbar nuestros 100 metros si nuestras raíces están sólidamente conectadas. Estamos formando el mundo del mañana, el país del mañana, la economía del mañana. Y la estamos formando hoy, en este momento. Porque hemos decidido, nosotros y vosotros, mirar hacia delante. Hemos decidido ser los “raros”. Hemos decidido llevar la contraria a quienes se empeñan en ver nubarrones, diciéndoles que detrás se encuentra el sol. Hemos decidido creer en nosotros mismos, en nuestras empresas y en nuestros clientes. Hemos comprendido que nadie va a venir a escribir nuestro futuro. Porque como decía Unamuno: es preferible ser padres de nuestro futuro que nietos de nuestro pasado. Nuestro futuro es nuestro, y de nadie más. Y si no lo escribimos nosotros alguien lo escribirá por nosotros, pero no será el nuestro. Piensa que el mundo es un infierno y lo será. Piensa que este mundo es parte del paraíso y lo será. Vivir con ilusión, convertir el trabajo en una fiesta, sentirnos parte de las buenas obras... ¡De ti depende! Feliz año 2011 y un gran abrazo a todos vosotros queridos clientes y amigos.
Votar: 
Sin votos (todavía)