La Fábrica del Futuro: una transformación empresarial y un gran reto social

Usted está aquí

La Fábrica del Futuro:  una transformación empresarial y un gran reto social

En la revista del mes de mayo terminaba mi artículo con unas cifras acerca del crecimiento tecnológico que alcanzará los 290 mil millones de euros en 2020. Podríamos decir que seguimos avanzando hacia un mundo cada vez más interconectado digitalmente, y en los polos de esa malla interconectada ya no estamos solo las personas, sino los propios objetos, servicios y contenidos. Las interacciones que se producen en esa gran red es lo que la consultora Gartner denomina malla digital inteligente -intelligent digital mesh-. Todos formamos parte de este mundo globalizado cada vez más tecnificado donde los procesos de transformación empresarial se han acelerado y necesitan empresas profesionales que entiendan sus necesidades y les puedan acompañar en ese proceso de transformación.

Industria 4.0, hacia La Fábrica Inteligente

¿Cuáles son las tendencias tecnológicas que en estos momentos se priorizan en los mercados? Movilidad, Big Data, Ciberseguridad, Cloud, Internet de las Cosas… Quizás uno de los sectores con más crecimiento en su tecnificación es la Industria, denominándose este movimiento Industria 4.0. ¿Qué se engloba bajo este concepto? Una nueva revolución industrial que unifica la gestión informática de gestión con los sistemas de información de producción tendiendo a la máxima automatización. La Industria tiene el reto de integrar los sistemas inteligentes en los procesos productivos para aumentar los niveles de automatización, el desarrollo de productos/servicios, mejorar su calidad, conseguir una mayor eficiencia y eficacia en las operaciones. La Fábrica Inteligente o la Fábrica del Futuro incorpora sistemas ciberfísicos, colaborativos, interdependientes y comunicados.

Algunos de los elementos que configuran un proceso de adaptación de la Industria 4.0 son: el control en tiempo real de la calidad basado en sistemas de análisis de grandes volúmenes de datos. La necesidad de aumentar la visibilidad en tiempo real de los procesos y los diferentes productos con la realidad aumentada en activos clave utilizando algoritmos para optimizar la gestión del mantenimiento. El desarrollo de un sistema basado en tiempo real de la planificación punto a punto y colaboración horizontal, utilizando plataformas en cloud que permitan una optimización de la ejecución de todos los procesos para así llevar a cabo una integración de los procesos productivos y de control en tiempo real utilizando una sensorética cada vez más avanzada y a precios más competitivos con el uso futuro del 5G, cuya aplicación probablemente permita una explosión espectacular del uso del Internet of Things y de la Industria 4.0.

Dentro del nuevo paradigma nos encontramos con un modelo industrial en el que la innovación ha de ser colaborativa, los medios productivos están conectados, las cadenas de suministro están integradas y los canales de distribución y atención son digitales. Todo ello con el fin de gestionar un producto inteligente personalizado y permitiendo y abonando la generación de nuevos modelos de negocio… en definitiva, una industria inteligente y conectada.

 

El reto a nivel mundial

El objetivo de la Unión Europea es reforzar la competitividad de la Unión en el ámbito de las tecnologías digitales y garantizar que todas las industrias de Europa, de cualquier sector o lugar, sin importar su tamaño, para que puedan beneficiarse plenamente de las innovaciones digitales, movilizando cerca de 50.000 millones euros de inversión pública y privada en los próximos cinco años, analizar y adaptar el marco legislativo, y reforzar la coordinación de los esfuerzos en materia de capacitación y empleo de calidad en la era digital.

Para España y para el mundo es un reto, no sólo tecnológico sino social, por ello la Agenda Digital de España y la Agenda de Fortalecimiento Industrial para España, alineadas con la Europea promueven un “ecosistema enriquecido y colaborativo” donde la formación es uno de los ejes vertebradores de la Política Pública de Desarrollo, con un modelo de apoyo a la innovación que, si en otros países es importante en España cobra una especial fuerza al encontrarnos con una elevada tasa de paro estructural, afectando a la población por encima de 45 años y a los jóvenes. ¿Cómo combinar un aumento de la industria altamente tecnificada y humanamente casi desatendida con la generación de puestos de trabajo cualificados que permitan ajustar estas situaciones complejas? Muchos retos a abordar y muchas variables que han de ser tenidas en cuenta para generar riqueza y distribuirla en forma de puestos de trabajo y de inversión en investigación y desarrollo a una velocidad “constantemente acelerada”.

Masscomm, como viene siendo una constante desde su fundación, colabora activamente en la generación de herramientas tecnológicas para el desarrollo empresarial de sus clientes, apoyando y liderando iniciativas como Food Defense, la Industria Agroalimentaria 4.0, la Fábrica del Futuro, la Industria 4.0. Generando no sólo productos tecnológicos sino desarrollando una actividad constante de formación de concienciación a empresas privadas y organismos públicos con el objetivo de aumentar la eficacia de nuestras empresas, de concienciar en la obligación de un partenariado público privado en la financiación de proyectos innovadores que doten de mayor nivel de competitividad al tejido empresarial de España.

Por todo ello, la iniciativa del Grupo Food Defense, impulsada por Masscomm y por una serie de empresas y organismos certificadores, está presente en el Parlamento Europeo y en el Español para impulsar iniciativas que promuevan la tecnificación y la capacidad de internacionalización del sector agroalimentario. No hay que olvidar que este sector tiene un peso importantísimo el PIB de España y de un 78% en el PIB de la Comunidad de La Rioja.

 

 

 

Votar: 
Sin votos (todavía)