En esta nueva era no podemos escribir reglas, pero sí alentar valores

13/08/2020 - Revista massnews

Las circunstancias actuales son nuevas para todos. Teletrabajo, autoprotección, distanciamiento social, digitalización en las relaciones…. Continuamente vemos artículos y noticias de cómo será el mundo Post – Covid19, tanto social como económicamente. Algunos sectores se verán reforzados y crecerán y otros sufrirán e incluso desaparecerán. Han surgido cantidad de especialistas dando ideas a las empresas de cómo subsistir, cambiar hábitos o prácticas ya asentadas o cómo reinventarse, siendo este último punto donde parece estar la clave de la supervivencia. 

Si algo tengo claro es que nos dirigimos hacia un mundo líquido. Los líquidos fluyen y llenan todos los espacios disponibles adaptándose a cualquier forma y entorno. Eso sí, este mundo líquido estará caracterizado por la necesidad de una gran cercanía, creatividad, resiliencia, humanización y, en definitiva, aplicación de valores personales que marquen la diferencia, los cuales serán clave en todo proceso y relación con quienes mueven los negocios: LAS PERSONAS.

Además, es hora de identificar cuáles son las oportunidades y cambios de comportamiento que, como consecuencia de esta situación, se volverán positivas y surgirán como nuevas oportunidades para nuestros negocios y sociedad.

Por ello, en el siguiente editorial, hablaremos de cómo entender e incorporar estas variables y valores en las relaciones y procesos de ventas en nuestros negocios. 

Uno de los principales valores será la capacidad de crear una relación de confianza y solidez a largo plazo. Sin embargo, en la actualidad es todavía más importante creer y querer pensar en el corto. Por ello la CERCANÍA será clave en estos momentos. Ahora más que nunca, debemos dedicarnos a nuestros clientes y tratarlos en consecuencia, buscando rápidas respuestas, haciéndoles sentir prioritarios e implicándonos en cada proyecto, descubriendo necesidades y dando soluciones con compromiso y transparencia. En definitiva, estando a su lado. 

Por supuesto tenemos que ser CREATIVOS. El tiempo es vital, sobre todo el de nuestros clientes. Además, el distanciamiento social hace que tengamos que pensar en vender y mostrar nuestras ventajas, servicios y valores con métodos y formas más digitales. Pero sigamos pensando, estando ahí con ellos, cerca. 

Entonces, me pregunto cómo debemos afrontar estos nuevos retos, cómo creamos esta cercanía en entornos cada vez más remotos y además enfocándolo y siendo creativos…  ¿Deberíamos ser RESILIENTES? La respuesta, desde mi humilde opinión, es afirmativa, ya que, gracias a ella, podremos tener capacidad para afrontar situaciones límite y sobreponernos a las adversidades, saliendo fortalecidos de ellas. Lo que sí está claro es que nadie sabe cuál será el porvenir y futuro que traerá esta pandemia. Desde las organizaciones tendremos que reinventarnos y siendo la resiliencia una cualidad no innata, tendremos que confiar en la capacidad de todos nuestros empleados; facilitándoles mecanismos de aplicación y creatividad, tranzando objetivos y buscando en equipo nuevos medios para alcanzarlos. 

Pero si lo analizamos desde un punto de vista práctico, ¿cómo podemos afrontar nuestras jornadas ante las nuevas circunstancias? Es sencillo pensar que el teletrabajo, las videoconferencias serán imprescindibles, pero ¿tenemos a todos los miembros de la organización preparados? Y, ¿nuestros clientes son receptivos con el escaso tiempo que disponen para lograr su subsistencia? La digitalización en los procesos de venta seguirá aumentando, pero lo que está claro es que la HUMANIZACIÓN, tanto de personas, procesos, como de los canales on-line serán vitales en el porvenir. Será una etapa en la que las personas seguirán jugando un papel fundamental y muy importante porque hacer sentir y mejorar la experiencia y emoción es fundamental en las relaciones. Eso sí, debes preparar cada reunión, acción, propuesta de forma humana. 

¡El cambio llega! Por ello, tenemos que afrontar los nuevos retos que vienen por delante y jugarlos por muy inciertos y complicados que parezcan. Las reglas del juego cambian cada segundo y como en todo equipo, este estará por encima de las personas ya que sus miembros deberán conocer todas las reglas de juego e ir a una, todos juntos, como equipo. Es tiempo de trabajar la inteligencia emocional, ser positivos y orientados a objetivos. 

Y sí, nos encontramos ante grandes retos. En la “nueva normalidad”, podemos aspirar a no dejar pasar esta oportunidad y llegar a ser mejores, con compromiso, confianza, creatividad, cercanía y, sobre todo, en equipo. 

Recuerda y humaniza lo que vendemos. La tecnología es solo un medio para llegar a la otra orilla, que es la otra persona. Oímos mucho el Big Data, pero ¿sobre Small Data? La excelencia está en los pequeños detalles.

¿Y tú… cómo estás? ¿Cómo te sientes? 
Desde Masscomm seguiremos a tu lado, cerca, contigo, con vuestros proyectos, con creatividad. Tenemos la suerte de contar con los mejores compañeros, socios tecnológicos y distribuidores. Sí vosotros. Y juntos, saldremos de esta situación más reforzados.