Entrevistamos al Director General de Ibernex, Tomás Prieto

Usted está aquí

Ibernex

Empecemos conociendo un poco cuál es tu papel en Ibernex:
Soy Tomás Prieto, el nuevo Director General de Ibernex desde octubre de 2016. Mi experiencia laboral se ha desarrollado en la cadena de suministro. Después de llevar diez años en Grupo Pikolin, afronto ahora con mucha ilusión el reto de dirigir esta empresa que pertenece al Grupo.

Estoy muy agradecido a la familia Solans porque ha apostado por Ibernex como la empresa que se debe convertir en la punta de lanza tecnológica del Grupo y por confiarme esta responsabilidad. El paso más importante para la consecución de este objetivo que nos hemos marcado en Ibernex se está concretando en el desarrollo de nuevos modelos de soluciones y servicios asistenciales en el sector sociosanitario.

El mercado sociosanitario vive un momento de grandes oportunidades, ¿cuáles son, desde tu punto de vista como experto en el campo, las más interesantes?
En estos momentos es una gran oportunidad poder trabajar en tecnología y, sobre todo, en el sector sociosanitario. La tecnología está llamando a la puerta de este sector y debemos dejarle pasar porque nos puede ayudar a solucionar muchos de los problemas que tenemos hoy en día.

Según el INE, en el año 2.016 el 18,7% de la población española era mayor de 65 y dentro de 40 años superará un tercio de la población; el índice de dependencia nacional se elevaría desde el 53,5% actual hasta el 62,2% en 2031, alcanzando el 87,7% en 2066. Debemos entender que se requieren nuevas instalaciones y servicios que satisfagan nuevas necesidades. Los geriátricos se tienen que preparar con la ayuda de la tecnología si quieren ser referencia en la atención a los mayores. Actualmente la tecnología está presente en todos los ámbitos de la vida y, en un futuro no muy lejano, será un componente clave en nuestro sector.

Las comunidades autónomas con índices de envejecimiento y sobreenvejecimiento más altos son Castilla y León, Aragón, Galicia y Asturias. Además, son comunidades con despoblación en entornos rurales. Tenemos que anticiparnos, con la ayuda de la tecnología, para mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas que viven en áreas rurales y/o deslocalizadas, reducir los costes asociados a dicha población y dar sostenibilidad al territorio.

Los hospitales también van a tener que apostar de manera definitiva por la tecnología orientada al servicio asistencial pensando en los pacientes, en los familiares y en todas las personas que trabajan formando parte de ese servicio. El futuro inmediato puede pasar por tener determinados pacientes ‘atendidos o controlados’ en sus casas. El sistema sanitario actual no puede sostenerse tal y como está hoy por los costes que conlleva y las nuevas tecnologías nos pueden ayudar a reducirlos. También sabemos que los periodos de recuperación en los domicilios se reducen notablemente porque las personas están en su hábitat, la gestión de los enfermos crónicos en remoto y en los domicilios aumenta la longevidad y mejora los resultados. Si, además, pretendemos que una buena parte de España no se despueble, tendremos que dotarla de servicios asistenciales que soporten a una población cada vez de mayor edad y más abundante.

Además, la digitalización de residencias y hospitales son una necesidad a muy corto plazo para garantizar la viabilidad de los servicios, la supervivencia de los establecimientos, muy especialmente las residencias pequeñas de titularidad privada y, lo que es más importante, para poder aportar servicios de calidad a los residentes / pacientes y a sus familias.

También hemos detectado oportunidades en otros ámbitos distintos a la salud como son los edificios de alta ocupación entre los que se encuentran recintos industriales, centros comerciales y hoteles.

¿A la hora de invertir en tecnología, qué consideras que, en estos momentos, se valora más en el mercado sociosanitario?
El personal de enfermería y asistencial tiene que dedicar su tiempo al paciente y debemos apoyarnos en la tecnología para que las tareas administrativas y de gestión se reduzcan a la mínima expresión. Los recursos son escasos y el tiempo es una variable importante. Nuestro sistema de llamadas paciente-enfermera, por ejemplo, garantiza un funcionamiento ágil e intuitivo tanto para pacientes como para el equipo de enfermeras, pudiendo éstas concentrar su atención en el cuidado del paciente e incrementando su productividad.

La reducción de costes es otra de las variables a tener en cuenta, sobre todo en instalaciones nuevas. Nuestras soluciones IP suponen ahorros en cableados y alimentación de equipos y las actualizaciones de las diferentes versiones son muy rápidas y seguras. También pensamos en el personal de soporte, ya que los costes de mantenimiento son muy bajos. La instalación es sencilla y las soluciones son muy flexibles y adaptables a cualquier sistema de telefonía.

Los sistemas de localización con los que trabajamos permiten incrementar la seguridad en el centro, contralar las zonas de riesgo y la generación de alarmas en tiempo real. Cada vez coge más relevancia poder localizar personal, pacientes, bienes y equipos en general de forma rápida y ágil. Nos permite mejorar la calidad del servicio asistencial adaptándonos al paciente o residente, mantener comunicaciones en tiempo real con las familias, lo que les aporta tranquilidad, y favorecer la recuperación en una parte significativa de las asistencias médicas y la calidad de vida en el caso de residentes.

Y ¿en qué beneficios para el usuario final (paciente, residente…) se traduce la incorporación de vuestra tecnología a un centro sanitario?
Podemos mantener la comunicación de los pacientes con sus médicos en la distancia acelerando los procesos de recuperación, la calidad de vida del paciente y al mismo tiempo reducir los costes de asistencia mediante tecnología, telemedicina y telecontrol.

En mi opinión, cuando tenemos un familiar en una residencia necesitamos confiar en el equipo humano que se hace cargo de esa persona. Necesitamos estar informados de la atención que recibe nuestro familiar. Todas nuestras soluciones se basan en la captura en tiempo real de las alarmas y los datos para elaborar el informe de servicio asistencial y poder informar a los familiares. No es la primera vez que escuchamos algo así: “¿Dónde está el pantalón gris que le regalé a mi madre para su cumpleaños?” Nuestra solución de lavanderías nos permite localizar las prendas de todos los residentes. Es otra forma de transmitir esa confianza.

Por su parte, el Sistema de Control de Errantes, por ejemplo, tiene un impacto directo y claro en la satisfacción que los familiares de una persona mayor que vive en una residencia sienten hacia ese centro. La tranquilidad que les aporta saber que su familiar está seguro y que el sistema le concede libertad de movimientos es algo que valoran mucho.

¿Qué reflexiones podrías aportarnos sobre el tándem tecnología y tercera edad?
La tecnología y la tercera edad no deben estar reñidas. Debemos desmitificar la palabra tecnología. Hay que buscar formas para adaptarla a cada usuario y que pueda usarla sin complejos de forma sencilla. La tecnología nos ayuda, pero debemos hablar de digitalización y cómo incorporar la tecnología a nuestra manera de hacer. Nuestros diseños deben estar orientados a las ayudas a las personas, pacientes, residentes y familiares a los que servimos.

Y, ¿qué puede ofrecer Ibernex a una residencia como solución diferenciadora?
Ibernex ofrece al sector una de las soluciones de comunicación y ayuda a la gestión más completas del mercado. Nuestra solución Helpnex es capaz de gestionar desde la comunicación paciente-enfermera de un centro hasta la localización de ciertos equipos o personas o la trazabilidad dentro de sus procesos operativos de personal, equipos, prendas, fichajes… y todo desde una misma plataforma. Su facilidad para integrarse con sistemas de gestión sociosanitarios como, por ejemplo, HIS hospitalario, permite una puesta en marcha mucho más ágil y una operativa transparente para el usuario en la mayoría de los casos. Ibernex apuesta en sus soluciones no sólo por productos que ayudan a mejorar el servicio al paciente/residente sino, también, en mejorar la experiencia de trabajo del personal, permitiéndoles ahorrar tiempo en tareas secundarias y dedicarse a tareas de valor real como la interacción humana con la persona. Gracias a Helpnex, la gestión del centro también se verá beneficiada ya que tendrá toda la información necesaria para conseguir un eficiente funcionamiento de su instalación: optimización de recursos y turnos de personal, trazabilidad de procesos asistenciales, gestión de calendarios y fichajes, mayor información de valor disponible para el usuario final, reducción de costes operativos, localización de bienes y personas y mucho más…

¿Hacia dónde tiende el mercado en los próximos años?
Creo que las nuevas tecnologías y la innovación se van a dirigir hacia la precisión en la localización de los pacientes, al control en remoto de las constantes vitales y al desarrollo de métodos predictivos que nos permitan anticiparnos a las alteraciones de los comportamientos de los pacientes y residentes. Seremos capaces de recibir medicamentos en nuestras casas incluso en entornos rurales a través de drones, podremos anticiparnos a las necesidades de personas con Alzheimer o enfermos crónicos, tendremos la posibilidad de monitorizar personas y controlar sus constantes vitales a distancia y podremos lanzar alarmas a un centro de control por cambios en los hábitos o en parámetros de comportamiento básicos y, todo esto, en muy poco tiempo.

¿Por qué confían en Ibernex todos sus clientes?
El equipo humano de Ibernex es realmente diferenciador tanto por su profesionalidad como por su calidad humana. La experiencia en este sector es un grado y esta es una de nuestras grandes bazas. Hemos instalado unas 12.500 camas en hospitales y residencias, en nuestro país y muchos otros.

La transparencia con la que estamos afrontando esta nueva etapa nos está ayudando a asentar nuestra posición en el mercado. Pertenecer al Grupo Pikolin trasmite confianza en el proyecto porque da tranquilidad de cara al soporte que nuestra marca puede dar a nuestros clientes.

El binomio Masscomm-Ibernex funciona y confiamos siga creciendo con el paso del tiempo, ¿qué crees que aporta Masscomm como distribuidor a vuestras soluciones?
Masscomm ha sido desde el principio una de nuestras apuestas de colaboración más firmes. Su implicación en nuestra propuesta de trabajo ha sido clave para conseguir buenos resultados en este primer año de relación estable. Su capilaridad y capacidad para desarrollar la actividad comercial son un compañero de viaje ideal. Está siendo un matrimonio que permite el crecimiento de las dos empresas. Su solución MassSalud refleja nuestra propuesta de trabajo y confío en un futuro con muchos proyectos trabajados como equipo.

 Tags
Votar: 
Promedio: 1 (1 voto)