UNA GRAN FAMILIA

Usted está aquí

javier fuentes editorial massnews

Tengo el honor de escribir el editorial de la 100 edición de la revista Massnews del mes de diciembre, por lo que juego con ventaja para ver por el retrovisor el resto del año. La mala suerte recae en el hecho de escribir nuevamente detrás del artículo de Juan Antonio Gomez Bule, un auténtico profesional en la comunicación que nos sorprende, si se puede, cada día más, con el elevado nivel de sus editoriales.

Hay determinadas cosas que te marcan en el trascurso del año y echando la vista atrás, y teniendo la perspectiva de los últimos once meses, la realidad es que hemos vivido un año con muchos cambios en Masscomm. Cambios que en los últimos años hemos instaurado en el ADN de todos los que componemos esta gran familia que siempre busca la excelencia en la atención a nuestros clientes.

Leyendo y analizando los diez últimos editoriales de Massnews, se observa de forma clara el rumbo directo y bien pautado de hacia dónde quiere ir Masscomm en este apasionante mundo de las nuevas tecnologías y la transformación digital. Siempre trabajando hacia un objetivo, Masscomm puede hacer suyo un “claim”  que bien define el horizonte de la excelencia al servicio de nuestros clientes: “Masscomm es más que un simple mayorista”.

“Los retos a los que nos enfrentamos”, “Gracias por el premio Alcatel-Lucent Enterprise”, “Industria 4.0”, “Ayudar a la transformación empresarial”, “El río de nuestros pensamientos”, “Haga lo que pueda, con lo que tenga, donde esté”, “Despegamos, bienvenidos a la era digital”, “El proceso de mejora continua”, “Cambio social y transformación tecnológica”, claramente, en Masscomm estamos en el buen camino, en tu camino, en el camino del presente, en el camino del futuro, en el camino hacia la ERA DIGITAL, la era del cliente.

Masscomm, como una de las empresas puntales del Grupo, tiene como unos de sus principales objetivos y pilar fundamental el servicio a sus clientes y a la sociedad. Más allá de lo filosófica que pueda parecer esta afirmación, la percepción que nos queda a todos aquellos que formamos esta gran empresa, es que compartimos una misma esencia, la que nos dejó nuestro fundador y que persiste, y persistirá, entre todos nosotros. Como le gustaba decir a Blas “Somos una gran familia”, donde nuestros clientes, trabajadores y amigos participan en este gran proyecto.

Empezamos el 2017 con más fuerza e ilusión si cabe que estos años atrás, con nuestras mochilas cargadas de grandes proyectos, retos e ilusiones. Gran parte de estos retos se han cumplido en estos meses, y a pesar de habernos encontrado con algún contratiempo de tipo personal, inesperado, duro y triste, hemos seguido adelante consiguiendo unos resultados espectaculares e impensables hace unos años.

Como bien sabéis, este año que está a punto de finalizar, nos ha dejado una gran persona y fundador de este gran grupo de empresas. De él aprendimos valores tan importantes como son la honradez, sencillez, honestidad, ilusión por un horizonte justo y la pasión por el trabajo bien hecho.  Algunos de ellos se están perdiendo en la sociedad del siglo XXI, pero en honor a Blas, vamos a conseguir que en esta gran familia, estén más presentes que nunca.

Tuve la suerte de conocer muy bien a Blas Osaba H. y puedo decir que fue un hombre con carácter que tenía una forma muy especial de ver la vida. Además de su gran legado empresarial, Blas supo transmitirnos que el éxito y el cariño de todo el mundo puede conseguirse mediante la sencillez, el cuidado y la atención de las personas que estábamos a su alrededor. La sencillez era uno de sus grandes valores como persona y eso le convirtió en un líder a nivel personal y profesional, en el líder y referente que por mucho tiempo que pase, siempre estará con nosotros.

Para despedirme, me gustaría recordarle tan cercano y con su manera de comportarse cuando últimamente nos visitaba por las oficinas. Cuando llegaba a la oficina siempre saludaba a todos con cariño, entrando despacho por despacho y pasando mesa a mesa, compartiendo y preguntando por el día a día, preguntado también a todos por detalles de su actividad, incluso de su vida privada, por su familia… animando a todo el mundo y luego se sentaba entre nosotros, fuera de los despachos para compartir con su gente…  ¡Gracias Blas por tu legado!

 Tags
Votar: 
Promedio: 5 (1 voto)