Haga lo que pueda, con lo que tenga, donde esté

Usted está aquí

Haga lo que pueda con lo que tenga donde esté

Recientemente, por el día de la Madre, recibí un vídeo que me emocionó tanto que me dejó una gran huella y que me ha servido de inspiración para este editorial. El vídeo trata de un genio, considerado el inventor de la bombilla eléctrica y que registró más de 1.000 patentes, muchas de las cuales han hecho posible que nuestra pasión y nuestro negocio, la tecnología, haya avanzado enormemente.

Hoy os quiero hablar de Tomas A. Edison, a quien muchos señalan como el mayor responsable de los avances del mundo moderno. En la calle y en Masscomm hablamos de un mundo convergente en el que las comunicaciones, los audiovisuales, el networking… interactúan entre sí. Thomas A. Edison es una fuente de motivación para nosotros ya que fue capaz de mejorar la tecnología en cada una de estas áreas y que inventó además un sistema telefónico viable, el fonógrafo, el megáfono, las películas y un largo etc.


Ahí va la entrañable historia de un gran genio.


Un día, un niño llamado Thomas A. Edison, llegó a casa de la escuela y entregó a su madre una nota…

Entonces preguntó: “mamá, mi maestro me dijo que te lo diera y que solo tú puedes leerlo. ¿Qué es lo que dice?”
Sus ojos se llenaron de lágrimas y leyó la carta en voz alta a su hijo. “Su hijo es un genio. En la escuela no podemos enseñarle más porque es el más listo. Por favor, edúquelo usted misma.”


Su madre se dedicó a ello en cuerpo y alma, hasta que enfermó y murió. Muchos años después de que su madre falleciera, Edison se convirtió en uno de los inventores más importantes del siglo.


Un día revisando en sus viejos archivos encontró la carta que años antes el maestro escribió a su madre y la abrió. El mensaje decía: “su hijo es mentalmente deficiente, es un pésimo estudiante y no avanza. No podemos permitir que asista a nuestra escuela”.


Edison se emocionó muchísimo y plasmó en su diario estas palabras: “Thomas A. Edison era un niño con deficiencias mentales a quien su madre convirtió en el genio del siglo”.


Esto demuestra cómo unas palabras positivas de ánimo y confianza pueden cambiar por completo la vida de alguien. Es curioso que al igual que Edison, otras personas que han hecho historia, tuvieran dificultades de aprendizaje en sus inicios: Leonardo Da Vinci, Albert Einstein, Alexander Graham Bell…


Desde luego, su madre fue una referencia para Edison, pero también un conjunto de personas que de forma positiva o incluso negativa lo han hecho posible. Cuando hablo de negativa me refiero, por ejemplo, al maestro que lo expulsó y gracias a ello recibió una excelente educación combinada con muchas dosis de cariño que le impulsó a lo más alto.


¿Sabíais que Edison salvó a un niño de las vías del tren y el agradecido padre de la criatura le ofreció su primer trabajo como telegrafista a la edad de 15 años? Una gran oportunidad, sin duda, para un chaval.


Cuando pienso en mí, pienso en alguien que nunca ha sido un genio ni lo he esperado, ni desde luego tampoco he tenido problemas en la escuela, pero considero que he aprendido mucho por supuesto de mi familia, pero también de mis compañeros, clientes y amigos que me habéis ayudado tanto en mi proyecto profesional como personal. Por todo ello: ¡GRACIAS! Gracias por ayudarme a aprender pero sobre todo por ayudarme con vuestro apoyo y con vuestro afecto.


Pero también pienso que desde Masscomm os hemos ayudado a muchos de vosotros.


Pienso también en todos aquellos que habéis pasado por nuestras formaciones técnicas, preventas y comerciales, a todos aquellos a los que hemos ayudado en proyectos, desde los más pequeños hasta los más grandes, puesto que todos son igual de importantes y contribuyen a forjar lo que somos juntos como equipo. A todos los que os hemos apoyado con nuestras herramientas de marketing para ayudaros a vender más: creando vuestra web, catálogos, emailings…

                                                                         editorial eva masscomm


Aquellos a los que en los momentos difíciles o en operaciones especiales, os hemos dado financiación especial y en todos esos gestos nuestros que os han servido de apoyo. Pero sobre todo pienso, en los proyectos ganados juntos, en los momentos y eventos especiales que hemos compartido, en las risas y alegrías… y creo que vosotros junto a nosotros, hemos contribuido a acercar aún más la tecnología al mundo y a llegar un poco más lejos.


Desde luego que no somos genios, pero sí gente altamente comprometida con lo que hacemos y con ofrecer al mercado soluciones diferentes y especiales que les facilitan extraordinariamente la vida a las empresas y a las personas. Tenemos una bonita y apasionante misión en la vida, ¡aprovechémosla!


“Haga lo que pueda, con lo que tenga, donde esté…”

Thomas A. Edison

 Tags
Votar: 
Promedio: 5 (2 votos)
Entradas relacionadas: